¿Por qué es mejor alquilar que comprar un castillo hinchable de segunda mano?

Si lo que buscas es disponer de un castillo hinchable para una fiesta, para un cumpleaños o evento, sin duda es mejor alquilarlo que comprar uno de segunda mano. ¿Por qué? Te enumeramos las ventajas.

castillo hinchable multi jungla

Es más caro comprar un castillo de segunda mano

Aunque un castillo de segunda mano salga más barato que comprar uno nuevo, el verdadero uso que le vas a dar puede que no te salga rentable, además tendrás que comprar un motor de aire para poder utilizarlo.

Siempre saldrá más barato alquilar un castillo hinchable con nosotros durante todo el día y te ahorrarás dinero y tiempo, pues el montaje y desmontaje de un castillo hinchable requiere de ayuda, nosotros lo haremos en un abrir y cerrar de ojos.

Un castillo hinchable de segunda mano puede tener alguna tara que salga con el tiempo y no termines de rentabilizarlo

Los castillos hinchables que ya han tenido “batallas” son más propensos a roturas de costura, esto se soluciona poniendo parches, pero es una solución temporal y con unos cuantos usos habrá que volver a arreglarlo.

castillo hinchable payaso

El uso se nota y posiblemente tengas que cerciorarte de las fugas de aire que pueden que no se inflen al 100% tu castillo hinchable. Además, comprar un buen castillo hinchable de segunda mano no es que sea muy barato, el alquiler siempre será más rentable.

¿Cuándo es mejor comprar un castillo hinchable?

Si quieres instalar un castillo hinchable y darle bastante uso, antes que de segunda mano es mejor adquirir uno nuevo. Seguramente lo rentabilices más, porque a parte de tener todo nuevo cada vez los fabrican más resistentes y con mejores sistemas de seguridad.

Esto no quiere decir que a veces pueda venir bien un castillo hinchable de segunda mano, sobre todo si está en buen estado. 

hinchable grande

Pero solamente si te dedicas profesionalmente a montar castillos y puedes testearlo antes de comprarlo. En resumen, a la hora de comprar un castillo hinchable tienes que tener en cuenta lo siguiente:

  • Probar el castillo hinchable y poder revisarlo.
  • El tiempo que tiene y el uso que se le ha dado.
  • Medidas que tiene de largo, ancho y alto.
  • Para qué público está dirigido, ¿es un castillo infantil o para jóvenes y adultos?
  • Facilidad de transportar e instalar.
  • Si viene con motor de aire y cuerdas.
  • Si cumple con la homologación y las leyes.
  • Depende del uso que vayas a darle. (Muchas veces acabamos sin utilizarlo tanto como creíamos).

Por esto, claramente es mejor alquilar un hinchable, pero no cualquiera sino con nosotros, por supuesto 😜. Puedes hacerlo aquí abajo.

Contacta con nosotros